miércoles, 14 de marzo de 2012

¿Porque el teatro en las escuelas?

Peter Brook, en su libro El espacio vacío (1968) nos dice: “Puedo tomar cualquier espacio vacío y llamarlo un escenario desnudo. Un hombre camina por este espacio vacío mientras otro lo observa y esto es ya todo lo que se necesita para realizar un acto teatral”. Con estas palabras, él pretende devolverle al teatro su esencia más primigenia: actor y espectador. Y es ése el espíritu desde el cual “Los Caravana” producimos nuestro teatro.

En nuestros días la palabra “teatro” reúne un conjunto de significados que van desde el edificio destinado a las representaciones, pasando por el arte de componer obras dramáticas, hasta la literatura dramática como género literario. En realidad, se trata de una disciplina abarcadora, que puede reunir, y de hecho reúne y articula otras disciplinas artísticas (literatura, danza, plástica, música, video, etc.). Como la música o la danza, se trata de un arte de la presencia viva y se fundamenta en la presencia de cuerpos humanos. Como la pintura y el cine apela a una ficción, a una ausencia, ya que estos cuerpos humanos representan personajes imaginarios, símbolos de una ausencia. El teatro es el punto de unión de estas dos categorías.

Además, el teatro requiere y fomenta el encuentro entre las personas, la comunicación directa. Por ello se convierte en una herramienta particular y única de educación, en comunicaciones, donde la información, los materiales a transmitir y hasta la diversión son seleccionados y controlados en niveles que escapan a los ámbitos y los intereses de la escuela y la familia.

La práctica del teatro puede ser un medio eficaz como dispositivo cognitivo, porque permite: relacionar el presente con contextos de otros tiempos y otros lugares; pensar los conflictos desde perspectivas diferentes (como pueden ser la de los distintos personajes de un drama) y tomar posición; trabajar simultáneamente nociones espaciales con otras relacionadas con lo sonoro, lo visual, lo textual… El teatro intenta re-significar la realidad, y por lo tanto, posibilita acceder al conocimiento de una forma creativa, que permite la integración de diversas áreas de estudio.

Y conocer la disciplina teatral empieza por la experiencia del espectador, experiencia poco habitual en la actualidad. De ahí la importancia de hacer del teatro parte de la formación integral de nuestros adolescentes.

¿Por qué Lorca?

Federico García Lorca fue el gran renovador del teatro español en el siglo XX y por tanto, de toda nuestra tradición teatral en lengua española. Luego de dos siglos de producción estancada en formas ajenas o en géneros menores (lo atestigua el mismo nombre “género chico” de ciertas producciones populares, absolutamente válidas, pero insuficientes), el teatro en la península necesitaba alguien que lo conectara con sus raíces en lo popular y en los grandes autores del Siglo de Oro, por un lado, y que le diera el vuelo poético que le faltaba, por otro. El poeta granadino hizo ambas cosas. Supo unificar la tradición popular con los aportes de la vanguardia surrealista, dándole además a sus textos un sello estilístico personal e inconfundible.

En otro orden de cosas, podemos decir que la profundidad en el tratamiento de problemáticas sociales y temas humanos universales en las obras de Lorca, las hacen vigentes y un disparador apropiado para la discusión y el debate.

¿Por qué “Rosita”?

En el caso de “Doña Rosita la soltera”, la obra propone una temática a abordar: la soledad, el desamor, la incomunicación, los prejuicios sociales. La adaptación de Gabriela Fiore y nuestra puesta le dan una visión contemporánea. Al mismo tiempo, por las características del montaje “teatro dentro del teatro”, se pone en escena el “hacer” teatro, el teatro como práctica. Esto permite abrir simultáneamente dos puertas: el universo teatral (en tanto disciplina artística y expresiva) y el de la temática social.

Nuestra propuesta para las escuelas:

Como dijimos, el teatro es un arte que involucra y comprende a otras. Y en el proceso de creación de un espectáculo teatral están ellas involucradas, y todos los creadores que cubren las distintas áreas. Es nuestra intención aprovechar el trabajo de investigación y de creación realizados, para que los alumnos puedan compartir con nosotros una experiencia amplia y abarcadora. Por eso, a la tradicional charla posterior a la función, que, a nuestro entender, suele resultar insuficiente, queremos sumarle, para aquellas instituciones que estén interesadas, una segunda instancia.

Primer encuentro con los alumnos: función / charla-debate.

Segundo encuentro (opcional): A partir de lo que surja en la charla-debate y de la coordinación con los docentes interesados (a través de una reunión previa), se planteará una instancia de re-trabajo, que podrá centrarse en las asignaturas

Lengua y Literatura/Literatura, pero también enfocarse en aspectos relacionados con otras áreas:

Historia / Formación Ética y Ciudadana / Plástica / Música / Comunicación / Lenguajes Artísticos / Idiomas

Aspectos involucrados, factibles de trabajar en esta segundo módulo son:

El autor: su significación, su relación con la historia de su época, su ser artista y la conexión con las vanguardias y los artistas de su tiempo

La obra de Lorca: obra poética y obra dramática, temáticas, lenguaje y estilo, presencia del símbolo.

El teatro: texto dramático y espectacular, adaptación de un texto dramático. Escenificación – Proceso de creación y puesta en escena.

De concretarse esta segunda instancia, presentaremos material adicional con propuestas de trabajo concretas y consignas para los alumnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario